Bosque Wiccano
un Website de México

¿Cuál es la diferencia entre un Solsticio y un Equinoccio?

Por: Julio César Rochín.
Contacto: bosquewiccano@yahoo.es

Sólo para tener un poquito de conocimiento general, pero que definitivamente se relaciona con lo que los Wiccanos hacemos, vamos a considerar la diferencia entre solsticio y equinoccio, fechas estimadas como importantes desde las antiguas culturas agrarias, quienes observaban los cambios climáticos que advertían las condiciones para la siembra, fertilidad y cosecha. Cuatro días especiales en lo que llamamos la Rueda del Año, que marcan el cambio de las estaciones climáticas; cuatro días, festivales menores, entre los ocho principales Sabbats que celebramos.

Pasemos, pues, a revisar algunas diferencias. En los extremos encontramos a los dos solsticios y entre estos nos topamos con los dos equinoccios. El término solsticio significa “Sol inmóvil”; en esos momentos el Sol cambia muy poco su declinación de un día a otro y parece permanecer inmóvil en un lugar al norte o al sur del ecuador celeste. Los solsticios están separados en seis meses y marcan los días en que los hemisferios norte y sur reciben su máxima, o mínima, luz solar.
Entonces, se le llama solsticio a cualquiera de los dos puntos de la eclíptica en los que el Sol está en el punto más alejado del ecuador. El solsticio en el norte del ecuador se denomina solsticio de verano porque el Sol está en su declinación máxima, hacia el 21 de junio, cuando celebramos Litha, el principio del verano en el hemisferio norte, donde presenciamos el día más largo del año. Seis meses más tarde aparece el solsticio de invierno, que tiene lugar hacia el 21 de diciembre, cuando celebramos Yule, donde ubicamos el día más corto del año.
Para los habitantes del hemisferio sur la situación se invierte: el solsticio de verano tiene lugar hacia el 21 de diciembre y el de invierno hacia el 21 de junio.
Los dos nodos o equinoccios ocurren aproximadamente a mitad del camino entre los solsticios, aunque las fechas de los equinoccios no son fijas: el equinoccio de otoño ocurre alrededor del 23 de setiembre, que nos recuerda la celebración de Mabon; y el equinoccio de primavera alrededor del 21 de marzo, nuestra fiesta de Ostara. En estos momentos el día y la noche tienen aproximadamente igual duración.
También podemos ubicar a los equinoccios en los extremos y a mitad del camino se producirían los solsticios, pero creo que es mejor considerar a los solsticios como los puntos extremos por lo que representan: la división del año en verano e invierno, parte de una concepción dualista. Algunas tradiciones lo hacen así, relacionando el día y la noche, por ejemplo, con el verano y el invierno. Desde esta perspectiva, los equinoccios son entonces parte de la transición gradual del eterno ciclo en las estaciones (el otoño anuncia la llegada del invierno y la primavera anuncia la llegada del verano) y, por supuesto, también tienen correlación mitológica.

Estas cuatro fechas son algunas de las más importantes para nosotros los Wiccanos, porque nos recuerdan lo cíclico de la Tierra y la naturaleza. Si bien, en el mundo urbano y moderno, nosotros no somos campesinos reales, seguimos considerando la representación simbólica de la siembra, fertilidad y cosecha aplicada en nuestras vidas, entre otros significados, por supuesto, de estas celebraciones paganas.

Bibliografía
Enciclopedia Microsoft Encarta 2000.

ATENCIÓN: Este artículo es propiedad de Bosque Wiccano y, aunque no signifique que es de nuestra completa autoría, sí significa que nos dedicamos a investigar, reflexionar, justificar, transcribir, complementar, fundamentar y traducir textos (cuando fue necesario) para su realización. Por tal motivo hemos puesto la bibliografía que nos ayudo a ello. Y pedimos que, quien quiera copiar el artículo para su propia Web, considere poner una referencia a esta página.

¡APOYEMOS LA DIFUSIÓN DE INFORMACIÓN DE MANERA RESPONSABLE!


Intercambio Paganeo.Net

Página de Inicio Bosque Wiccano