Bosque Wiccano
un Website de México

¿Qué es la Wicca? - Un poco de Historia.

Por: Julio César Rochín.
Contacto: bosquewiccano@yahoo.es

Wicca... conocer y venerar a la naturaleza. Es una religión donde la principal veneración es hacia nuestra Madre Tierra y las energías de los cuatro elementos: Tierra, Agua, Aire y Fuego, buscando principalmente la armonía y el contacto con los ciclos de la naturaleza. La Wicca es una práctica de constante evolución y aprendizaje; es un compromiso de reverencia, amor y un pacto de reciprocidad con la naturaleza, aprendiendo a conocerla y respetarla. Pues ella a cambio nos ha dado mucho, y aún lo sigue haciendo. Los practicantes utilizamos estas fuerzas para restaurar el equilibrio donde se encuentre en peligro y tratar de recuperar el balance y la armonía de las cosas.
La práctica de la religión Wicca, propiamente dicha, tiene apenas unas cuantas generaciones, quizás 50 ó 60 años aproximadamente, por eso hacen referencia a ella como si fuera una religión moderna. Realmente lo es. Sin embargo, las raíces de la Wicca (como el paganismo tradicional) son mucho más arcaicas que la doctrina del cristianismo, por eso también se hace referencia a ella como una religión antigua.

La Religión de la DiosaAunque a la palabra "Wicca" se le han encontrado muchos significados, sus dos, posibles, principales fuentes son la palabra anglosajona wic o wit, que significan "sabiduría", "sabio" o "erudito". Puesto que una persona relacionada con el paganismo era una persona que tenía conocimiento de hierbas y sus propiedades curativas, principalmente. Y la palabra céltica wick, que significa "flexible" o "ágil". Una característica de la Wicca es precisamente su flexibilidad y adaptación a los cambios y necesidades modernas. Otra posible fuente es una vieja palabra inglesa que significaba "bruja mujer" y evolucionó a la palabra witch que significa "bruja". La Wicca también está asociada a la práctica de la magia y la adivinación, y muchos de los practicantes de estas Artes se autodenominan brujos y brujas. Y bueno, como éstas existen otras fuentes que han sido relacionadas con el verdadero significado de la palabra "Wicca". De cualquier manera, es probable que la mayoría de los Wiccanos asociemos más a la palabra "Wicca" con la palabra "sabiduría" como su significado principal.
La Wicca es llamada religión en el sentido etimológico de la palabra. Sencillamente porque la palabra "religión" proviene del latín religare que significa "religar", "volver a unir", "conectar", "unificar". Y la Wicca expresa exactamente eso, la conexión con nuestra espiritualidad, con nuestra esencia, y propone una unificación sincera con la Deidad (que vemos manifestada en la naturaleza). Por supuesto que si hablamos de religión en cuanto a organización, seguidores, dogmas, etc. la Wicca podrá parecer anti-religiosa, ya que no existe en ella una estructura tan grande y formal como en el catolicismo, cristianismo, y demás religiones que aparentemente tienen una mejor formación. Tampoco hay un número exacto de seguidores del paganismo, mucho menos de la Wicca en sí. Pero se estima un número debido a la enorme cantidad de páginas Web dedicadas a este tema y además de que en los Estados Unidos e Inglaterra existen instituciones más organizadas y conocidas, porque muchos de los fundadores de éstas son también autores de algunos libros muy conocidos por los Wiccanos, como en el caso de Silver RavenWolf y el International Wiccan/Pagan Press Alliance; o como Paul Tuitéan, uno de los fundadores de la Iglesia Wiccana de Minessota. Sin embargo, el asunto de si la Wicca es considerada por los mundanos (o por los mismos seguidores) como una religión, no es una problemática, porque sabemos que las bases de este estilo y filosofía de vida son muy sólidas y completamente validas, como cualquier otra. Además, en lo personal, yo soy de los que prefieren una experiencia espiritual directa a una simple religión organizada.

Se cree que la mayoría de los practicantes de la Wicca son del sexo femenino, debido a que en esta religión encuentran la máxima adoración del lado femenino de la Deidad, por eso a veces a la Wicca se le llama también la religión de la Diosa. Esto no significa que sea una religión feminista y por lo tanto sexista. No es una práctica elitista, sino que acoge tanto a hombres como a mujeres, sin distinción de raza, cultura, costumbres o preferencia sexual, ya que se trata de una religión de absoluta libertad (no libertinaje), que tiene como base el respeto, la reverencia, el compromiso, la evolución, la responsabilidad, la sabiduría y el servicio (no el sacrificio). Seguimos una ética y una moral que no hace daño a ninguno y la que nos hace responsables de nuestros actos y sus consecuencias. A cambio obtenemos mucho, mis hermanos no me dejarán mentir
Nuestra máxima ley es la que reza: "Si no haces daño, haz tu voluntad" (An ye harm none, do what ye will). Es lo que mejor resume la ética y moral de un Wiccano en cuanto a sus acciones; nos da la suficiente libertad para seguir a nuestro corazón, pero nos hace reflexionar que no tenemos derecho a perjudicar a nadie más o a nosotros mismos con tal de hacer lo que queramos hacer.
Aquí no existe el proselitismo, es decir, la Wicca es una religión que se acepta o se rechaza libremente. No pretendemos hacernos propaganda y tratar de convertir a las personas hacia nuestro camino espiritual. Pero sí nos gustaría que respetaran nuestra manera de pensar, nuestras creencias y costumbres. Nosotros respetamos los demás caminos que no atentan contra la integridad del ser humano. Sabemos que hay muchas maneras de conectarse con la Deidad, y consideramos que la Wicca y su contacto con lo natural es una de ellas.

Después de analizar todas estas definiciones de lo que puede y lo que no puede ser la Wicca, mencionaré que estos son sólo marcos de referencia para contestar a la pregunta ¿qué es la Wicca? Los practicantes de esta religión, a veces llamada neopagana, hemos de darnos cuenta que la Wicca es en realidad lo que cada uno hace de ella, sin olvidar en ningún momento que existen bases con las que podemos orientarnos.

Stonehenge

Un poco de historia.

Esta forma pagana proviene desde hace miles de años de una de las culturas primitivas. Se dice que surgió en las regiones de Inglaterra, la Galia, Irlanda, Italia y Francia. La raíz más profunda de la Wicca proviene de las tradiciones celtas, una cultura de lo más antigua que habitaba la Galia y las islas británicas desde el siglo II a.C. hasta el II d.C.
Algunos creen que el pueblo celta llegó a Europa y se mezclaron sus creencias con las de la población local; dando inicio a las creencias Wiccanas. La religión de los celtas era el druidismo, una tradición politeísta, en donde se adoraban a sus dioses con ritos al aire libre, pues la naturaleza formaba parte importante en su cultura. Las principales deidades veneradas eran la Gran Diosa Madre y el Dios Cornígero (incluso, en Suecia, se han encontrado estatuas representando a estos dioses).
Otra de las creencias de los druidistas era la reencarnación. Estaban muy bien instruidos en astrología, magia y sobre las cualidades de animales y plantas. El roble y el muérdago eran de importancia especial para ellos; algunos de sus rituales eran celebrados en bosques de robles. También se cree que los druidas utilizaban monumentos de piedra como altares y templos, pues han sido encontrados en las zonas donde floreció el druidismo. Se cree que Stonehenge era un templo cósmico de los druidas y su núcleo capital durante siglos. Stonehenge esta situado en la llanura de Salisbury, al suroeste de Inglaterra; es el más famoso de los monumentos megalíticos en dicha región y la estructura prehistórica más importante de Europa. (ver foto arriba). Se dice que la fuerza de los druidas se vio debilitada por la invasión de los romanos, a pesar de la resistencia que opusieron. Pero la superioridad de la fuerza militar romana y la consecuente conversión de muchos seguidores del druidismo al cristianismo, llevó a que esta religión desapareciera.

La cacería de brujas.

"Tiempos de Hoguera" (The Burning Times) es el nombre que identifica al inicio de la cacería de brujas que obsesionó a Europa desde el año 1050 hasta finales del siglo XVII, apaciguándose por algún tiempo para resurgir después con más fuerza. En el siglo XIII apareció el tribunal de la inquisición, que se encargó de perseguir a los herejes. Hay un mandato bíblico que dice: "No permitirás la vida de los hechiceros" (Éxodo 22,18) y que fue una de las principales justificaciones para las persecuciones de brujas en aquellos tiempos.

"Con la llegada del cristianismo surgió el rechazo de esta comunidad religiosa a aceptar las divinidades paganas, y a partir del emperador Constantino, se atacó al paganismo y a sus ritos. A lo largo del siglo IV se desarrolló el Código Teodosiano, en el que se condenaba explícitamente el culto idolátrico y los ritos mágicos. Una de estas leyes condenaba con la pena capital a quienes celebraran sacrificios nocturnos en honor del diablo y sus acólitos, lo que dio comienzo a la persecución de las brujas.
Los hijos eran obligados a denunciar a sus padres, los maridos a sus mujeres y los familiares y vecinos se denunciaban entre sí. Se pagaba a los testigos para que declararan y a los sospechosos se les infligían torturas inhumanas para forzar su confesión. A los cazadores de brujas se les pagaba una recompensa por cada fallo condenatorio después de reunir las acusaciones y poner a prueba a los sospechosos. Se suponía que todos los brujos y brujas tenían marcas hechas por el diablo en alguna parte de sus cuerpos, que eran insensibles al dolor. Los inquisidores no dudaban en traicionar sus promesas de perdón a aquellos que reconocían su culpa. Cientos de miles de personas fueron condenadas a la muerte por practicar la brujería.
La bula papal más influyente contra la brujería fue la Summis Desiderantes, promulgada por Inocencio VIII en 1484, que para ejecutarla nombró inquisidores regionales, y el Malleus Maleficarum (Martillo de las Brujas), una guía de cómo torturar brujas obligándolas a confesión de cualquier cosa de la cual estuviesen acusadas, escrito dos años después por los dominicos alemanes Heinrich Kraemer y Johann Sprenger. La persecución se dio en toda Europa, principalmente en el norte de Francia, suroeste de Alemania, países de Escandinavia e Inglaterra." (Enciclopedia Microsoft Encarta 2000).

En ese tiempo los inquisidores eran escogidos por el Papa y la mayoría eran monjes dominicos. Es posible que el más cruel de todos estos inquisidores haya sido un monje dominico llamado Tomás de Torquemada, también confesor y consejero espiritual de los reyes Fernando e Isabel, fundadores de la inquisición española, que se extendió hasta las Américas, notablemente México y Perú, donde tribunales locales de la inquisición acabaron con miles de personas inocentes, acusadas de herejía y hechicería.
Y es que la postura de la iglesia apareció menos flexible conforme se fortalecía para poder luchar abiertamente contra los ritos antiguos, que de cualquier manera ya estaban en decadencia por la conversión al cristianismo de tantas personas. Como las costumbres paganas amenazaban con quebrantar la autoridad eclesiástica, los prelados de la iglesia las consideraron herejías e intentaron acabar con ellas.

La cacería de Brujas

Es una pena que esto haya pasado por los errores y la irresponsabilidad del cristianismo que, en lo personal, considero que fue una mera forma de conquista y nada más. De hecho la cacería de brujas fue sólo para ganar poder político, por ello las acusaciones tan injustas a personas inocentes acusadas de brujería; en primera, como si la brujería realmente fuera "algo demoníaco"; y en segunda, dudo mucho que todas las personas asesinadas realmente hayan sido practicantes de brujería o de las costumbres paganas, en mi opinión creo que sólo eran severos casos de histeria.
Sólo por mencionar algunas de las torturas a las que las supuestas brujas eran sometidas, encontramos una en la que la acusada era arrojada al agua, si la mujer se hundía era inocente, pero si flotaba era culpable; se creía que las brujas no pesaban mucho porque sólo así podían volar en sus escobas. También eran zambullidas en agua un número de veces para ahogarlas por inmersión. Con torturas como esas era casi seguro que la persona confesaría ser bruja aunque no lo fuese. Mientras que las ejecuciones eran peores, se realizaban en público y se dejaban a la imaginación perversa del pueblo: eran colgadas, apedreadas, quemadas, linchadas o torturadas hasta morir.

A partir de ese entonces las verdaderas brujas (o las verdaderas practicantes de las costumbres paganas) tuvieron que hacer todo lo posible por esconder su conocimiento y practicarlo en secreto. Usaban utensilios de cocina por herramientas mágicas, así que ésta se convirtió en el lugar predilecto para la brujería. La oscuridad de la noche en las partes más ocultas de los bosques eran las adecuadas para que no fueran descubiertas, y aun así debido a esto se llegó a creer que las brujas tenían allí relaciones con el demonio. Y por cierto, el demonio, como nos han contado que es, es en realidad una distorsión del Dios Cornígero, el Dios de la caza y la fertilidad, para hacer creer a la población que, efectivamente, se trataba de una religión diabólica.
Fue de esa manera que los representantes de la religión cristiana, en su afán de poder y dominio, distorsionaron toda la tradición y el folklore del paganismo para obligar al pueblo a la conversión. Pero no sólo fue eso, sino que robó mucho de esas tradiciones y mucho de ese folklore para atraer a las personas, tal como nombres de dioses y celebraciones (como la del solsticio de invierno, por ejemplo). Para preservar ese conocimiento, las personas paganas escondieron las tradiciones en los cuentos, mitos e historias familiares, además de pasarlo a las siguientes generaciones siempre en secreto absoluto.

El resurgimiento del paganismo.

En 1951, la última ley contra la práctica de brujería fue anulada en Gran Bretaña y, después de tantos años de exclusión y desaparecimiento, ha resurgido el paganismo y sus distintas prácticas esotéricas y ocultistas, la mayoría clasificadas dentro del movimiento New Age (Nueva Era) que surgió alrededor de 1960. De hecho, el New Age es, a menudo, considerado como un paganismo resurgente (un neopaganismo). Sin embargo, no a todos nos convence esta clasificación, porque la Wicca, que es parte del paganismo, también ha sido clasificada muchas veces dentro del movimiento del New Age.
El New Age realmente es un movimiento que pretende abarcar todo un conjunto de actitudes y actividades espirituales: ocultismo moderno (alquimia, magia, astrología, adivinación, etc.), costumbres orientales (yoga, Zen, feng shui, artes marciales, etc.), temas de parapsicología (viajes astrales, telekinesis, telepatía, percepción extrasensorial, etc.), medicina alternativa (acupuntura, masajes, visualización, etc.), psicología transpersonal, metafísica, chamanismo, mitología, etc.
Lo cierto es que muchas de las actitudes de los Wiccanos coinciden con las de los seguidores del New Age, y es completamente aceptable el estudiar y tener conocimientos acerca de los temas ya mencionados. Pero es muy importante dejar en claro que la Wicca no es New Age. La Wicca es una religión y el New Age es un movimiento, con ideales nobles pero, precisamente por lo amplio y variado que es su campo de estudio, podemos encontrar muy difícil una verdadera dirección y definición concreta de nuestro camino espiritual. Cosa que como Wiccanos no es así. Y aunque puede haber distintas opiniones entre nosotros mismos, nuestro campo de estudio, nuestras actitudes y actividades están más delimitadas y por consiguiente son más concretas y llevan una dirección clara.

Entonces, la Wicca, una religión pagana moderna, una forma esotérica (puesto que exige una serie de conocimientos "ocultos" que se proyectan hacia la búsqueda del espíritu), una ideología y estilo de vida que tiene sus raíces en las antiguas creencias (como las del mundo céltico y el druidismo) y que comenzó a surgir como tal aproximadamente entre los 50's y los 60's habiéndose popularizado en diversas regiones del mundo (principalmente Europa y América del Norte), se dio a conocer abiertamente a partir de la publicación de un libro llamado Witchcraft Today en 1954. Escrito por el desarrollador más importante de la Wicca en sus inicios:

Gerald B. Gardner (1884-1964).

Gerald Brosseau GardnerGerald Brosseau Gardner fue un funcionario británico, arqueólogo y ocultista, iniciado como brujo en 1939 en un coven llamado "El Nuevo Aquelarre del Bosque", liderado por Dorothy Clutterbuk (la vieja Dorothy), donde le fue enseñado todo lo que aprendió y llegó a publicar, rescribiendo los rituales de su cofradía para que fueran más exactos a sus necesidades e interpretaciones.
Fue él mismo quién llamó a su religión "Wica", cuando aunó la brujería de su coven con ceremonias pseudo-masónicas. Más tarde la palabra fue incorporada como "Wicca". Pero es importante aclarar que el trabajo de Gardner no se desarrolló de inmediato, sino que evolucionó con los años, beneficiándose de otras contribuciones como las de Dian Fortune y Doreen Valiente.
Alrededor de 1960, las prácticas y creencias de la Wicca llegaron a los Estados Unidos, donde inmediatamente se extendieron a través de todo el país. La identificación de las características y fuerzas de la naturaleza con las antiguas deidades, la belleza de sus rituales, el poder de su magia y su respeto hacia la naturaleza encontraron grandes simpatizadores entre los americanos. Y por supuesto que era sólo cuestión de tiempo para que esta práctica se extendiera hasta México, donde también encontró simpatizantes, ya que México es uno de los países con más riqueza en cuanto a cultura pagana. Tal vez esto influya mucho en el interés de personas mexicanas por esta religión, aunque provenga de otras regiones y otras culturas.
A partir de Gardner (y la Wicca Gardneriana) se desarrollaron distintas tradiciones o corrientes de la Wicca que hoy tienen, cada una, sus seguidores y su propio linaje (línea de enseñanza). Por ejemplo, una de las más conocidas tradiciones basadas en las enseñanzas de Gardner fue la creada por Alex Sanders, quien pasó a ser conocido como "el rey de los brujos". Muchas de las tradiciones, o covens, que existen en Inglaterra y en los Estados Unidos están moldeadas alrededor de las enseñanzas de Gerald Gardner y Alex Sanders. Sin embargo en otros países, como México, el ecléctiscismo es bien aceptado.

Se dice que en estos tiempos modernos, la Wicca ha empezado a añadir nuevos elementos a sus ritos. La adivinación, las cartas del Tarot, la astrología (en algunos casos), la cábala hebrea y la magia ceremonial. De manera que la Wicca actual es una religión dinámica, evolutiva, cuyos miembros han asimilado muchos aspectos de la vida moderna, sin abandonar sus antiguas prácticas, costumbres y creencias.
Y aunque ya no existe la represión tan exagerada del cristianismo, el paganismo tiene que enfrentar otra situación: sigue siendo mal interpretado por muchas personas. Confunden las prácticas paganas, como la Wicca, con el satanismo. Pero el paganismo es una forma de vida espiritual que respeta y venera. La palabra "pagano" proviene del latín pagus que significa "habitante del campo", el que convive con la naturaleza; contrario al incorrecto significado que da el cristianismo: "sin Dios", el no bautizado.
Espero que estos artículos dejen en claro que la Wicca no es satanismo, ni nada que se le parezca. En primer lugar, el satanismo fue creado, inventado y adoptado después de la conquista del cristianismo y, para mi punto de vista, a manera de burla y sólo por dar la contra a aquella religión. Además, ciertos "satánicos" veneran a una entidad llamada satán y los Wiccanos no reconocemos a tal entidad, ya quedo claro de dónde surgió esa creencia distorsionada. Por supuesto que creemos que existe el "mal", pero como una parte complementaria del equilibrio de la vida. Existe el bien porque existe el mal, y viceversa. Es parte de nuestra concepción dualista de las energías.

Bibliografía
P. Tuitéan & E. Daniels. Wicca, la Magia de la Diosa.
M. Gonzáles-Wippler. El Libro de las Sombras.
Enciclopedia Microsoft Encarta 2000.
Temas: New Age, Stonehenge, Druidismo, Brujería.

ATENCIÓN: Este artículo es propiedad de Bosque Wiccano y, aunque no signifique que es de nuestra completa autoría, sí significa que nos dedicamos a investigar, reflexionar, justificar, transcribir, complementar, fundamentar y traducir textos (cuando fue necesario) para su realización. Por tal motivo hemos puesto la bibliografía que nos ayudo a ello. Y pedimos que, quien quiera copiar el artículo para su propia Web, considere poner una referencia a esta página.

¡APOYEMOS LA DIFUSIÓN DE INFORMACIÓN DE MANERA RESPONSABLE!


Intercambio Paganeo.Net

Página de Inicio Bosque Wiccano